Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 julio 2009

Gracias a FABIOLA por este interesante articulo

ESPERO QUE ESO PUEDA AYUDAR A MUCHOS FAMILIARES Y ENTENDER MEJOR COMO SE DEBEN AYUDAR A PERSONAS CON TOC..

Traducido del inglés: lunes, 6 de julio, 2009

LUNES, 6 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) — El alivio instintivo de la ansiedad de un niño podría ser contraproducente si éste sufre de trastorno obsesivo compulsivo, según investigadores de la Universidad de Florida.

Ayudar a los niños que tienen TOC a completar los rituales relacionados con la afección, como asegurarle a los que se lavan compulsivamente las manos que están limpias, podría aliviar la situación inmediata, dice, pero esto en realidad podría fortalecer el deseo del niño de repetir el comportamiento obsesivo después.

“Los padres lo hacen porque es lo que haría el padre de un niño que no tenga TOC”, señaló en un comunicado de prensa de la universidad Lisa Merlo, autor líder del estudio y profesor asistente de psiquiatría. “Si su hijo está alterado, usted tratará de reconfortarlo. Pero sabemos que, para los pacientes de TOC, si se les ofrece una adaptación, eso refuerza el TOC que tienen”.

“Valida el TOC en la mente del niño”, dijo, algo que usted no querrá hacer”.

Los hallazgos, publicados en la edición actual de la Journal of Consulting and Clinical Psychology, se basan en el análisis de 49 niños entre los 6 y los 18 que tenían TOC. Los investigadores hallaron que los niños que tenían afecciones graves por TOC también tenían familias que hacían más ajustes al comportamiento del niño.

“Uno podría creer que la ayuda de los padres reduce la discapacidad en el niño”, señaló Merlo. “Pero lo que estamos viendo es un efecto bola de nieve en el que las cosas empeoran”.

Sin embargo, los investigadores no pudieron decir con seguridad si la “ayuda” de la familia empeoraba el trastorno o si la ayuda excesiva fue una respuesta a que la afección del niño era grave desde el comienzo.

Luego del análisis, las familias participaron en catorce sesiones de terapia cognitiva conductual, un tratamiento en el que los niños manejan sus temores enfrentándolos y usando métodos alternativos para sobrellevarlos. Entretanto, se instruyó a los padres sobre cómo deberían responder cuando surgían los comportamientos obsesivos compulsivos del niño.

Luego del tratamiento, los niños notaron una reducción significativa en la frecuencia con la que las familias ayudaban a los niños durante sus comportamientos y rituales obsesivos compulsivos. Los niños cuyas familias mostraban la mayor reducción en estos ajustes también mostraron la mejora más grande en los síntomas, aseguró Merlo.

Jonathan Abramowitz, profesor asociado y presidente asociado de psicología de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, anotó que también los adultos han informado anecdóticamente sobre este refuerzo no intencional del TOC en sus relaciones.

“Lo vemos en cónyuges y parejas adultas también”, aseguró en el comunicado de prensa. “Al tratar de ayudar al paciente de TOC, terminan empeorando el problema”.

La Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y de Adolescentes (American Academy of Child & Adolescent Psychiatry) calcula que cerca de uno de cada 200 niños estadounidenses tiene trastorno obsesivo compulsivo, mientras que la Obsessive Compulsive Foundation calcula que uno de cada cincuenta adultos lo tiene.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of Florida Health Science Center, news release, June 2009

Read Full Post »